Día 3: Antojo de un salón manga

Hace ya por lo menos 2 años que no voy  a ninguna. Recuerdo que la última a la que fui fue cuando estudiaba en Murcia y organizaron una exposición de anime y manga en Murcia capital. Recuerdo que fui con una de mis amigas murcianas y que, fue una de las mejores a las que he ido. Todo estaba muy bien organizado. Buenas actividades, talleres y sobretodo buenos stands.

Creo recordar que fue hace dos años, en ésta última expo, la última vez que fui cosplayada. Para quien no lo sepa, el cosplay es la acción de disfrazarse/vestirse como un personaje de una serie, vídeo-juego, serie o cualquier personaje ficticio. Me encantaba cosplayarme. Sentía que de verdad era el personaje al que “interpretaba”. Para quien haya vivido esta experiencia me entenderá.

No sé muy bien por qué hoy me ha dado por pensar en ello, bueno quizás si, el no poder ir. La vida del estudiante aunque la mayoría de la gente lo piense no es tan fácil. Obtención de títulos y cursos (que cuestan un pastizal), dedicación total a los estudios… Vamos que este verano me lo tiro empollando inglés y más pobre que las ratas. Así que el hecho de conocer el limitado tiempo y dinero del que dispongo es el que me hace lamentar no poder ir a un salón de anime y manga (que siempre SIEMPRE coinciden con los exámenes finales del grado!!).

Así que nada, ahora que me he descargado, Buenas noches a todo aquel que lea este peñazo. Espero escribir cosas mejores futuramente.

 

Anuncios

Día 2: Estrés e inseguridad.

Objetivo nº 1: Estrés.

Actualmente vivimos en una sociedad en el que las prisas están presentes en nuestras vidas y nos acompañan como una sombra. Estando en Polonia de vacaciones con unas amigas hace ya 2 años (madre mía cómo pasa el tiempo…), no paraba de fijarme que la gente en Varsovia corría de un lado para otro. Cruzaban las calles corriendo y todo eran prisas (supongo que eso mismo ocurrirá en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona).

Este ir y venir, los horarios, el trabajo, exámenes, relaciones… provocan en nosotros situaciones de estrés que puede dar lugar, en algunos de los casos, a problemas que repercuten en nuestra salud. Uno de mis problemas recientes relacionado con el estrés es un dolor repetido de dientes, y es que toda esa tensión la descargo en la mandíbula, y a lo largo del día, irradia este dolor a la cabeza. Pero al igual que este ejemplo, el estrés puede ser dar lugar a la aparición de úlceras por estrés o la caída de cabello.

Pero… ¿cómo evitar el estrés? o mejor dicho, ¿cómo hacer que el estrés no repercuta en nuestra salud?.

Creo que una de las soluciones más “fáciles” sería ser un poco pasota. Pero tomando este rol, lo único que conseguiríamos sería huir del conflicto y originar otros conflictos (la mayoría de carácter social), así que no es una buena alternativa.

Actualmente, lo que estoy intentando hacer para solucionar este problema es la auto-observación. La auto-observación se trata de “verse a sí mismo”, ver los problemas de uno mismo desde dentro, darse cuenta de por qué se dan esos problemas, desde cuando está y por qué se pudo producir, e intentar encontrar una solución que esté al alcance de uno mismo. Así que una de mis objetivos actuales es paliar el estrés.


Objetivo nº 2: Inseguridad.

La inseguridad, ¿qué es la inseguridad? En mi opinión creo que es un sentimiento que provoca miedo y la disminución del control que tenemos de nosotros mismos. Es decir la inseguridad es como un amigo que hace que hagamos cosas que en realidad no queremos hacer.

Un ejemplo de inseguridad visto desde mi punto de vista sería cuando estoy en las clases prácticas del coche y siento que lo que estoy haciendo está mal o cuando se da una situación determinada y no sé muy bien cómo reaccionar, y pienso que lo que hago puede estar mal. Ese sentimiento de “haga lo que haga puede estar mal” es el que da lugar a la inseguridad y a no actuar como en verdad quieres actuar, ya que actúas a razón de un miedo, no siendo tú mismo.

¿Cómo dejar de lado esa inseguridad? Pues la verdad es que aún no lo he conseguido, pero es algo así como ponerte delante del espejo y decirte lo guap@ que eres. La inseguridad se supera por la voluntad de la persona y la motivación de ésta. Una persona que en verdad crea o piense que no puede cambiar o que es muy difícil, no va a cambiar. No soy la persona más adecuada para dar consejos pero,  hoy por hoy pienso que soy un 20% de insegura de lo que era hace 15 años. Así que algo he avanzado, pero aún así aún queda un largo camino por recorrer, y no es por falta de voluntad. Sé que tengo un gran potencial pero, estos aspectos tan arraigados son difíciles de modificar tan rápidamente. Pero una cosa es cierta “querer es poder” y para poder has de valorarte primeramente, porque nadie más te puede querer tanto como uno mismo.

Día 1: Dos g********* muy rayados.

Entenderse con una persona puede llegar a ser una auténtica locura. Cada uno de nosotros tiene una realidad, una forma de ver la vida y de responder a las diferentes situaciones de una forma determinada; todo ello lo determina la forma, el lugar y las circunstancias en las que hemos crecido. Todos somos diferentes y actuamos de diferente modo, incluso aquellos hermanos gemelos con la misma información genética no comparten la misma forma de actuar en todas las circunstancias a las que han de enfrentarse a lo largo de su vida.

Esto hace que al entablar una relación con otra persona haya momentos en los que esta relación no vaya todo lo fluida que queramos y haya altibajos. Esto no es únicamente extrapolable a las relaciones de pareja, sino que estos problemas de ”entendimiento” también se dan en familia.

También es cierto que una de las dos partes saldrá perjudicada, y esto es porque siempre habrá una persona que se raye más que otra. Esto es lo que ocurre en la mayoría de las relaciones. Una persona da más que otra, es algo irremediable. El equilibrio es algo difícil de conseguir y sólo el tiempo es capaz de proporcionarlo, el tiempo y el conocimiento que tengamos de la otra persona.

Pero…¿qué ocurre si ambas personas son unas rayadas?. Pues que en este caso tendremos un problemón; cuando una no se preocupe por ”x” asunto, lo hará la otra. Y así continuamente. ¿Mi opinión al respecto? Aún no lo he hallado, ya que soy una de esas dos personas rayadas, seguiré pensando en la posible solución.

Hasta el siguiente post.

La chica del carbón.

DOMINGOS PATOLÓGICOS

No sé si es algo mio o por lo general esto le ocurre a la mayoría de la gente, pero es llegar el Domingo y un sentimiento de tristeza se apodera de mí. Quizás sea el aburrimiento, o quizás no. Llevo mucho tiempo intentando encontrar una explicación a este sentimiento de tristeza y melancolía que hace plantearme si estoy haciendo lo correcto con mi vida.

Y no es que esto me ocurra únicamente aquellos domingos en los que sé que al día siguiente tengo que volver a la rutina diaria, no. Esto me ocurre todos TODOS los domingos. Quizás sea el aburrimiento, sería la explicación más sencilla; aunque ya os comento que esto ocurre aún teniendo el domingo más ajetreado. No sé que aura rodea a los domingos, pero desde luego es algo digno de Cuarto Milenio.

Por cierto, he vuelto al blog tras mi desaparición desde el año pasado, allá por Julio. He de retomar esto!! Aunque habrá cambios, ya no me dedicaré únicamente a realizar aclaraciones y críticas. Sino que habrá mucho más.

Gracias por leerme, y si alguien encuentra una buena explicación a este hecho o queréis comentar algo, sois libres.

Veronika decide morir (Paulo Coelho)

Resumen oficial

Veronika es una joven que tiene los mismos sueños y deseos que cualquier persona de su edad. Es guapa, cuenta con un buen trabajo y no le faltan pretendientes. Su vida transcurre sin mayores sobresaltos, sin grandes alegrías ni grandes tristezas. Pero Veronika no es feliz. Por eso, la mañana del 11 de noviembre de 1997, Veronika decide morir. Sueños y fantasías. Deseo y muerte. Locura y pasión. Veronika, en su camino hacia la muerte, descubre que cada segundo de la existencia es una opción que tomamos entre la alternativa de seguir adelante o de abandonar.

¿Por qué decidí leerlo?

A pesar del título, que he de admitir que me dio curiosidad, ya no solo porque el “decide morir” capta la atención de cualquier persona, sino, porque la protagonista se llama como yo y pensarás “pues vaya estupidez” pero a lo mejor si estuvieses en el mismo caso os pasaría igual, ¿no?

El caso es que lo tenía ahí, en mi lista de libros que luego en realidad no leo porque siempre leo cualquier otro que me han recomendado insistentemente. Lo tenía olvidado. Pero por cosas que pasan, un día en una reunión de amigos uno de ellos sacó el tema de dicho libro y volvió entonces a mi mente. Me informé del género y tachan “reflexión sobre la vida”; nunca había leído un libro que pudiera ser tan filosófico y decidí el día que  tenía que leerlo. Quizás sea un poco “tiquismiquis” o quizás demasiado organizada, quién sabe, pero siempre tengo que seleccionar un día específico para ver “tal peli”, empezar “tal serie”,  etc.

El día 17 de Julio de 2017 debía empezar con esta historia.

 

Mi resumen (tranquilos, no hago spoiler)

Veronika es una muchacha que un día dice “estoy cansada de todo” y decide morir (como soy muy original utilizo el titulo), aún teniéndolo todo lo que cualquier persona querría desear.

Pero como pasa en “SAW” tendrá que someterse a diferentes pruebas (no tan gores como en la peli), pruebas psicológicas o estados mentales por lo que a lo mejor más de uno ha pasado a lo largo de su vida.

¿Pero y si te arrepientes de la decisión tomada? ¿y si es ya demasiado tarde para retroceder en el tiempo?

¿Podemos ser felices? ¿Qué es la felicidad al fin y al cabo?

Sólo podréis descubrirlo tras las páginas de “VERONIKA DECIDE MORIR”.

 

Opinión personal, personajes y un final.

¡Atención!

La siguiente sección contiene SPOILERS, si quieres leer el libro, por favor no continúes leyendo porque se desvelarán los secretos que esconde la obra.

Sigue leyendo “Veronika decide morir (Paulo Coelho)”